El ábaco japonés: nos divertimos calculando

Los alumnos de quinto de Educación Primaria utilizan el ÁBACO JAPONÉS para realizar cálculo y operaciones matemáticas.
El ábaco es un instrumento que sirve para realizar operaciones matemáticas sencillas. Utiliza cuentas que se deslizan a lo largo de una serie de barras de metal o alambre fijadas a un marco para representar las unidades, decenas, centenas, unidades de millar, decenas de millar, etc.
El ábaco es un instrumento milenario inventado en Asia que utilizaban para calcular manipulativamente. Así, se puede afirmar que el ábaco fue la primera calculadora.

Es muy interesante el uso del ábaco durante la etapa de primaria, pero se recomienda que no sea el único material manipulativo para trabajar los números y operaciones debido a que es bastante abstracto.

El uso del ábaco permite, de forma sencilla, amena y divertida, la adquisición de conceptos básicos sobre los números y cantidades. Los niños pueden entender, en todo momento, lo que hacen y por qué lo hacen, mejorando, de esta manera, cualquier cálculo matemático.

El ábaco es una herramienta didáctica con muchas posibilidades:
– Es un material manipulativo.
– Permite comprender el valor posicional de las cifras y, en consecuencia, que diez elementos de un orden cualquiera equivalen a un elemento del orden inmediatamente superior. Es fundamental comprender cómo funciona el valor posicional de nuestro sistema de numeración.

El uso del ábaco favorece la agilidad mental, la atención, la destreza manual y hábitos de orden.
Permite un cálculo rápido sin impedir el razonamiento.
El correcto aprendizaje de sus técnicas permitirá adquirir una gran precisión y velocidad de tal modo que podemos igualar o superar fácilmente la resolución de las mismas operaciones con lápiz y papel.
Realizar operaciones matemáticas con el ábaco requiere de memoria y concentración, capacidades poco trabajadas en los alumnos.

IMG_1186
La manipulación del ábaco supone una mayor coordinación y estimulación de los hemisferios cerebrales y aumenta la capacidad de razonar lógicamente.
El ábaco hace que los niños mejoren en la resolución de problemas.
El aprendizaje de los cálculos aritméticos con ábaco ayuda a los niños a desarrollar sus capacidades cognitivas, la memoria operativa, la orientación espacial, concentración y habilidad matemática.

Rosa Barrios García. Tutora 5°
Colegio La Presentación Madrid

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies