El camino a seguir en nuestra pedagogía como maestros al estilo de María Montessori

El camino a seguir en nuestra pedagogía como maestros al estilo de María Montessori.

La metodología de esta autora me parece fascinante puesto que muestra una educación muy diferente a la que se ha visto hasta ahora, ya que pretende potenciar las cualidades personales de cada individuo y que este logre alcanzar su máximo desarrollo personal.

Este método de enseñanza me parece muy atractivo puesto que todo lo que salga de la mente del niño es nuevo y creativo.

Antes de comenzar os presento a María Montessori, fue educadora, pedagoga, científica, médica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga, psicóloga, devota católica y por último y no menos importante pedagoga.

Montessori no estaba de acuerdo con las técnicas rígidas que se utilizaban en Europa. Basó sus ideas en el respeto hacia el niño y en su capacidad de aprender, partía de no moldear a los niños basandose en las tendencias naturales del ser humano y las características cambiantes de los niños a cada edad. El objetivo de la educación que ella perseguía era lograr la independencia física y mental.

Concibió a los niños como la esperanza de la humanidad, dándoles oportunidad de aprender y utilizar la libertad a partir de los años de desarrollo, así el niño llegaría a adulto con la capacidad de hacer frente a los problemas de la vida.

El trabajo de María Montessori no solamente era el desarrollar una nueva manera de enseñanza, sino descubrir la vida y ayudar a alcanzar al niño su potencial como ser humano.

El método Montessori esta basado en observaciones científicas relacionadas con la capacidad de los niños, para absorber conocimientos de su alrededor, así como el interés que éstos tenían por materiales que pudieran manipular. Cada parte del equipo, cada ejercicio, cada parte del método desarrollado, fue basado en lo que ella observó, lo que niños hacían “naturalmente”, por sí mismos, sin ayuda de los adultos.

Por lo tanto, el método de educación Montessori es mucho más que el uso de materiales especializados, es la capacidad del maestro de amar y respetar al niño como persona y ser sensible a sus necesidades.

A los niños se les enseña. Esta verdad simple pero profunda inspiró a Montessori a buscar la reforma educativa (metodología, psicología, enseñanza, y entrenamiento del profesor) basando todo en su esmero por fomentar que “uno mismo es quien construye su aprendizaje”. El educador ejerce una figura de guía, que potencia o propone desafíos, cambios, novedades.

El ambiente Montessori no incita a la competencia entre compañeros, se respeta y valora el logro de cada alumno en su momento y ritmo oportuno.

El silencio y la movilidad son elementos indispensables en esta metodología. Los niños pueden mover sus mesas, agruparlas o separarlas según la actividad, todo el mobiliario es adecuado al tamaño del niño, siendo las manos las mejores herramientas de exploración, descubrimiento y construcción de dichos aprendizajes.

El error es considerado como parte del aprendizaje, por ello, no es castigado, resaltado o señalado, sino, es valorado e integrado como una etapa del proceso. Se estimula al niño para que haga siempre una autoevaluación.
Los principios fundamentales de la Pedagogía Montessori están basados en: la autonomía, la independencia, la iniciativa, la capacidad de elegir, el desarrollo de la voluntad y la autodisciplina. Otros aspectos abordados en ésta metodología son: el orden, la concentración, el respeto por los otros y por él.

La doctora Montessori considera en su metodología la nueva forma de ver el desarrollo humano, expresándolo en las siguientes ideas: a) La etapa de la niñez es importantísima en el desarrollo del ser humano, durante este período se producen aprendizajes esenciales para su desarrollo actual y posterior. b) El ambiente es importante en el desarrollo, da a conocer los elementos que más adelante le van a rodear. c) Hay una secuencia en el desarrollo, es decir, el niño pasa de una etapa a otra, utilizando la anterior como base para la siguiente. d) El ser humano no sólo tiene la capacidad de adaptarse al medio ambiente, sino que también es capaz de realizarle modificaciones, adaptándolo de acuerdo a sus necesidades. La capacidad de modificar el ambiente hace que el hombre continúe, en forma colectiva, el trabajo de la creación del universo.

Hoy hay cerca de cinco mil escuelas alrededor del mundo en México, Rusia, Taiwán, Japón, Corea, Australia, Nueva Zelanda, Alemania, Sudáfrica, Etiopía, Tanzania, Estados Unidos, China, Colombia, la India y muchos países más.

Enlace que explica el método:

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies