Somos responsables. Autonomía e iniciativa personal

Somos responsables. Competencias básicas: autonomía e iniciativa personal

Un nuevo curso comenzará y para entonces quiero ofreceros un cuento y algunas actividades que tienen como objetivo estimular el desarrollo de la autonomía y de la iniciativa personal. La formación de dicha competencia básica se contempla en nuestro currículoy se relaciona directamente con el conocimiento y la aplicación de aquellos valores que permiten la realización a nivel individual y social, como son la autoestima, la perseverancia, entre otros.

Cuando llegue SEPTIEMBRE……….CONTINUAREMOS TRABAJANDO EN VALORES: “ SOMOS RESPONSABLES “, puede ser una buena elección para comenzar el curso.
Los niños y niñas que cursan su educación primaria aún no están preparados para que les presentemos los valores como conceptos abstractos, muy por el contrario, si deseamos que el aprendizaje sea exitoso, debemos remitirnos a sus experiencias concretas e intereses particulares. De ahí que quiera compartir este cuento y actividades para realizar tanto de forma individual como en grupo.
Para que los niños desarrollen valores, primero debemos lograr que los entiendan, que se adhieran afectiva y emocionalmente a los mismos y que puedan manifestarlos en acciones y esto es una tarea de adultos.
La formación en valores es un trabajo de todos los días y educar en ellos a nuestros estudiantes es requisito indispensable para formar buenos ciudadanos. No olvidemos que los niños aprenden lo que viven.

SOMOS RESPONSABLES

Adaptación del cuento popular chino “ La barra de hierro”
Li Bai era un pequeño chino que se sentía muy mal porque su cuaderno estaba muy descuidado. Lleno de tachones y con algunas arrugas en las hojas. Le daba tanta vergüenza mostrarlo, que nunca selo daba a su maestro para que se lo corrigiera. Y por ese motivo había muchos malentendidos.
Un día pasó cerca de un río y vio a una señora que estaba frotando una barra de hierro contra una roca. Li Bai no entendió nada, entonces se animó a preguntarle:
– Señora, ¿me puede contar por qué frota el hierro contra la roca?
La señora le dijo:
– Porque yo soy costurera y necesito una nueva aguja.
– Pero va a tardar miles de años en hacer una aguja con ese mecanismo.
La anciana le contestó sonriente:
– Si hoy la froto, mañana continúo y lo hago así día tras día, la barra se irá convirtiendo en la aguja que yo necesito. Solo hace falta tener paciencia y ser constante.
Li Bai saludó a la señora y esa noche no se podía dormir pensando en lo que le había dicho. Hasta que de pronto saltó de la cama y fue corriendo a despertar a sus padres.
Les contó lo que le había sucedido y les dijo:
– Esa señora tiene razón. Si todos los días cumplo con mi trabajo y trato de mejorarlo, llegará un momento en que me saldrá bien. ¡Como yo quiero que me salga! Voy a tratar de ser ordenado y limpio en mi cuaderno todos los días. Os lo prometo.
Y así fue como Li Bai se esforzó mucho y, al cabo de unos meses, llegó a su casa feliz. ¿Sabéis por qué? Sus compañeros y compañeras habían elegido su tarea como la más ordenada de todas.
¡ Bravo por Li Bai!

REFLEXIONAMOS
¿Por qué sentía vergüenza Li Bai? ¿Tú cómo te sientes frente a las cosas que te cuestan? ¿Qué enseñanza le deja la anciana a Li Bai? ¿Estás de acuerdo con ella? ¿Qué significa ser paciente? ¿Y constante? ¿Cómo termina este cuento?

NOS PONEMOS EN ACCIÓN
. Cada alumno le contará a sus compañeros qué es lo que más le cuesta en su vida escolar.
. Entre todos realizarán un mural con lo que dijo cada uno y se comprometerán a mejorar ese aspecto con mucha paciencia y constancia.

EXISTIÓ DE VERDAD
Li Bai existió de verdad. Fue un gran poeta chino al que le encantaba viajar e imaginarse mundos fantásticos y muy extraños. Vivió entre los años 701 y 762, aproximadamente.
. Ordena la secuencia y escribe, en tu cuaderno, un relato contando lo que ocurre en cada imagen.
a) Li Bai habla con sus padres.
b) Li Bai fue premiado por su tarea.
c) Li Bai encuentra a una señora que frotaba una barra de hierro contra una roca.
d) Li Bai está preocupado porque su cuaderno estaba muy descuidado.

PALABRAS QUE AYUDAN
Lee lo que dicen estos niños. Dibuja una carita sonriente en aquellos que como Li Bai, están decididos a mejorar.
a) Juan: Esta operación de cálculo es muy difícil, mejor que la haga otro y yo la copio.
b) Marina: Tengo que aprenderme mi papel para la representación. Voy a repetirlo varias veces hasta que consiga recordarlo de memoria.
c) Lucía: Me Salió mal voy a intentarlo otra vez.
d) Pedro: Uf, menudo rompecabezas! Voy a abandonarlo, tiene muchas piezas.
e) Jaime: Yupi!!! Hace muchos días que practico el tiro a portería y me sale cada vez mejor.
f) María: Que libro más gordo!. Si leo cada día algunas páginas, voy a terminarlo pronto.

Descarga actividades en www.ediba.com Fuente de información: Revista Ediba nº 73

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies