DISCIPLINA POSITIVA: educar con amabilidad y firmeza

Disciplina Positiva: educar con amabilidad y firmeza. Marisa Moya, maestra y psicóloga

¿Es compatible la amabilidad con la firmeza en educación?

Marisa Moya, maestra de Educación Infantil, psicóloga, y máxima representante de la Disciplina Positiva en España, nos invita a ponernos en la piel de los niños y a ser conscientes de los límites y retos que afloran en el día a día de padres y educadores.

“La disciplina positiva es sentido común y coherencia en la vida, en la educación y en las relaciones humanas”.

En el siguiente vídeo, Moya insiste en que la clave de la educación en el siglo XXI consiste en crear gimnasios emocionales en cada hogar y en cada escuela, ya que es a través de la experiencia como uno aprende a humanizarse.

“Los niños necesitan experimentar para convertirse en personas. El castigo no es una estrategia educativa, es una inseguridad adulta”, concluye la educadora.

Actualmente compagina su labor de directora de una escuela infantil con talleres y charlas para familias, docentes y formación de educadores en los que insiste en que hay tener la valentía y el coraje de la imperfección.

“No hay padres ni madres, maestros ni maestras, no hay seres perfectos”.


¿Por qué no funcionan los premios y los castigos? María Soto, educadora

¿Por qué ya no funcionan las estrategias pedagógicas con las que nos enseñaron nuestros padres y abuelos?

María Soto expone las pautas de la disciplina positiva como herramienta educativa de prevención de conflictos.

«¿Qué es educar? Creo que tenemos demasiada información y demasiadas expectativas. Se nos ha olvidado la mirada desde la curiosidad y no hacemos caso a nuestras intuiciones, que realmente están ahí. Desde dónde educamos y para qué educamos es lo que van a recibir nuestros hijos. ¿Qué queremos? ¿Que nuestros hijos sientan que nos preocupamos por ellos o que nos ocupamos de ellos?».

María Soto es considerada una de las máximas representantes de la Disciplina Positiva en España, una metodología que apuesta por una crianza basada en la firmeza y la amabilidad, donde los límites se establecen sin usar premios ni castigos.

Después de estudiar Logopedia y Psicología, María Soto se certificó como facilitadora para impartir talleres y cursos sobre Disciplina Positiva, que ha desarrollado en su proyecto y libro, ‘Educa Bonito’, con consejos y herramientas para una crianza y educación basadas en el respeto mutuo.

«La sociedad, la ciencia, la tecnología han cambiado, pero las ‘frases de madre’ siguen siendo las mismas.

Los valores, los principios morales no deben cambiar, pero sí debemos revisar cómo enseñarlos, porque estamos educando a la generación del siglo XXI con herramientas educativas del siglo anterior», concluye la autora.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies