La importancia de que los niños sean felices en el colegio

La importancia de que los niños sean felices en el colegio

Vivimos en una sociedad en la que competir para alcanzar el éxito y destacar por encima de los demás es lo habitual. Y esto en el mundo laboral puede tener sus beneficios, pero no hay que cometer el error de trasladar esa competitividad a los más pequeños, ya que de lo contrario corren el riesgo de no disfrutar en el colegio.

Y es que aunque todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, nos preocupamos por ellos y nos esforzamos porque saquen buenas notas. Que los niños sean felices en el colegio es fundamental, tal y como aseguran desde el colegio internacional británico Balearsint.net, un referente en cuanto a educación británica en Baleares se refiere, que puede presumir de contar con una trayectoria de más de 60 años.

De hecho, el colegio es clave para construir la felicidad de un niño, ya que, al fin y al cabo, pasarán gran parte del día en el colegio, y cómo se sientan allí afectará a sus estados de ánimo, a sus formas de ser, sus rendimientos académicos, etc., incidiendo directamente en cómo serán el futuro.

Ventajas de que un niño se sienta feliz en el colegio

En definitiva, si un niño se siente feliz en el colegio, estará mucho más contento de levantarse cada mañana para ir a aprender, mientras está rodeado de todos sus compañeros, que más que compañeros serán amigos, algo indispensable en esta etapa de la vida.

Además, se sentirá mucho más motivado para sacar la mejor versión de sí mismo y no dudará en esforzarse para obtener el mejor rendimiento académico posible, para ayudar a sus compañeros y, uno de los aspectos más importantes, ser respetuoso con los profesores. Y es que la falta de respeto de los alumnos hacia el profesorado es uno de los mayores problemas que existen a día de hoy en los centros escolares.

Por otro lado, al estar feliz, estará dispuesto a formar parte de actividades extraescolares, algo que es muy importante tanto para sociabilizar como para estar distraído después de clase, así como para hacer ejercicio físico, en el caso de las actividades deportivas.Y para conseguir que un niño sea feliz en el colegio, tanto el centro educativo como los padres deben poner de su parte e ir de la mano. El colegio deberá poner todo de su parte para que así se sienta, mientras que los padres deberán ayudarles y no añadirles una excesiva presión.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies