Inteligencias Múltiples. ¿Hay alguna más importante?

Inteligencias Múltiples. ¿Cuál es la más importante?

Para Danah Zohar,  física y filósofa por la Universidad de Harvard, la Inteligencia Espiritual es la inteligencia primordial, es la inteligencia que nos permite afrontar y resolver problemas de significados y valores, ver nuestra propia vida en un contexto más amplio y tomar las decisiones más valiosas para ella.

La espiritualidad es la dimensión dinámica de la vida que concierne al modo a través del cual la persona, a nivel individual o grupal, experimenta, expresa o indaga el sentido de su existencia. La espiritualidad concierne, asimismo, al modo en que la persona se relaciona con el momento presente, consigo misma, con los otros, con la naturaleza y con Dios.

Frances Vaughan, presidenta de la Transpersonal Psychology and the Association for a Humanistic Psychology, relaciona la Inteligencia Espiritual con la auto-conciencia, lo que implica ser conscientes de nuestra relación con nosotros mismos, con la tierra y todos los seres.

En los colegios de La Presentación tratamos de trabajar la Inteligencia Espiritual de forma sistemática. La usamos frecuentemente con los procesos de metacognición. En ellos, no nos limitamos exclusivamente a los contenidos propiamente académicos, sino que buscamos momentos en los que nuestros alumnos reflexionen, tanto sobre lo que aprenden, como sobre su auto-conciencia. Sólo en la medida que los hacemos conscientes de que deben explorar sus sentimientos,  evaluar su autocontrol y analizar  cómo fluye su relación con los demás, somos capaces de prepararlos para la vida. En Infantil recurrimos a asambleas diarias. Y a lo largo de la mañana no nos conformamos con hacerlos reflexionar sobre lo aprendido durante el día o sobre su realidad más inmediata, sino que tratamos de sensibilizar a nuestros alumnos sobre la realidad de los demás, procurando implicarlos, tanto a ellos como a sus familias, en proyectos solidarios. A finales de enero, por ejemplo, el Departamento de Pastoral, aprovechando que la Iglesia celebra la Jornada de la Infancia Misionera, ha propuesto realizar una hucha en familia y devolverla al colegio con una pequeña aportación económica. Los niños han traído su hucha con ilusión, hemos valorado juntos lo afortunados que somos de disponer de todo lo que poseemos y hemos trabajado el valor de la generosidad.

Richard Wolman, psicólogo de la Harvard University Medical School, define la Inteligencia Espiritual como “la capacidad humana para hacer preguntas sobre el significado de la vida y para experimentar simultáneamente la perfecta conexión entre cada uno de nosotros y el mundo en que vivimos.” Esa conexión es la que, desde los Departamento de Pastoral y Orientación, se ha elegido como eje transversal en la celebración conjunta del Día de La Paz. Emocionante ha sido cómo los alumnos de Bachiller han formulado y leído, para todo el colegio,  frases sencillas motivando a que cada uno de nosotros dé lo mejor de sí mismo en el mundo en el que vivimos. Muchas de estas frases han sido tan significativas, hasta para mis niños de 5 años, que las han memorizado escuchándolas sólo una vez, lo que ha permitido reproducirlas y comentarlas también en nuestra clase.

En los colegios de la Presentación trabajamos  las Inteligencias Múltiples, pero tenemos la certeza de que la Inteligencia Espiritual es fundamental. Personalmente, conocía y tenía presente la teoría de las 8 inteligencias de Gadner desde hace décadas, pero fue en una conferencia en nuestro colegio, hace muy pocos años, cuando descubrí la Inteligencia Espirtual, por las palabras de Francesc Torralba, doctor en filosofía, teólogo y profesor de la Universidad Ramon LLull de Barcelona. Él nos dijo que la Inteligencia Espiritual, debidamente cultivada, nos faculta para degustar la belleza en toda su plenitud, y nos propuso a todos los profesores allí reunidos que educáramos la “capacidad de asombro” con las manifestaciones de la naturaleza y del arte. Habló de que la gratitud por lo que a uno le ha sido dado generosamente, por lo que ha recibido de los demás sin merecimiento alguno, es una característica propia de las personas espiritualmente sensibles. Dijo que estas personas comprenden el universo como un gran todo configurado por personas interdependientes que, juntos, forman un organismo vivo en el que todo ser, desde el más elemental hasta el más complejo, tiene una misión y una función que desarrollar. Desde que escuché a Torralba trato de favorecer en mis alumnos la “capacidad de asombro” ante todo lo bello, y trato igualmente de sensibilizarlos espiritualmente, haciéndolos capaces de valorar lo que se nos ha dado, haciéndolos caer en la suerte que tenemos de ser como somos y vivir como vivimos.

Ana Muñoz, psicóloga, psicoterapeuta, directora del sitio web About.com, especialista en medicina psicosomática y psicología de la salud,  añade que “la inteligencia espiritual abre el corazón, ilumina la mente, e inspira el alma.”

Vaughan, relaciona la Inteligencia Espiritual  con la Inteligencia Emocional argumentando que la espiritualidad implica desarrollar una sensibilidad intrapersonal e interpersonal. “Prestar atención a los pensamientos y sentimientos subjetivos y cultivar la empatía es parte del aumento de la conciencia de la vida espiritual interior.”

Ana Muñoz otorga a la Inteligencia Espiritual la capacidad de entender el mundo, a los demás y a nosotros mismos desde una perspectiva más profunda y más llena de sentido. Concede también a la Inteligencia Espiritual la capacidad para trascender al sufrimiento y a ver más allá del mundo material, entrando en esa amplia e interconectada dimensión espiritual tan alejada del mundo material en el que habitualmente nos desenvolvemos.

Son numerosos los autores que consideran este tipo de inteligencia como la más elevada de todas. Los docentes de La Presentación somos conscientes de ello y estamos convencidos de que, como profesionales de la educación, tenemos el deber de convertir a nuestros alumnos en hombres y mujeres más empáticos, más humanos, o como decimos en mi clase de Infantil, con el dedo pulgar levantado, “mejores amigos mejores personas”.

http://antonialapresen.blogspot.com.es/

Por Antonia Navarro, La Presentación Granada.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies